Asesoramiento y Gestión Forestal

Introducción a la plantación de frondosas productoras de madera de calidad

1.1. LAS FRONDOSAS PRODUCTORAS DE MADERA DE CALIDAD

El interés por el uso de especies frondosas productoras de maderas de calidad se apoya en los elevados precios pagados en la actualidad y en la tendencia creciente de su consumo en nuestro país, lo cual se ve reforzado por el hecho de que la insuficiente superficie plantada en España con estas especies obliga actualmente a recurrir a importaciones. 
En Castilla y León son interesantes desde el punto de vista de producción de madera de calidad principalmente la siguientes especies:

 

- El cerezo (Prunus avium) y el nogal (Juglans regia), que sin duda son las dos especies que mayor interés suscitan por parte del propietario, así como otras especies menos utilizadas en forestaciones por desconocimiento de sus excelentes cualidades, como son los fresnos (Fraxinus excelsior y Fraxinus angustifolia) y los serbales (Sorbus domestica y Sorbus torminalis).

 

- Secundariamente otras especies adaptadas a medios encharcables como el aliso (Alnus glutinosa) o el abedul (Betula spp.) no válidos para otras especies arbóreas y otras frondosas con maderas de calidad (Acer pseudoplatanus, Acer campestre, 
Sorbus aria, Pyrus spp…). 
Las mismas se adaptan a diferentes estaciones de nuestra región y presentan un turno de corta medio que les hace interesantes económicamente, dado el elevado precio que alcanzan si reciben un tratamiento adecuado. 
A raíz de del Programa de Forestación de Tierras Agrarias, incluido en la Política Agraria Común (PAC), se ha potenciado el empleo de estas especies en forestaciones como especie principal. Las superficies repobladas, que todavía se pueden calificar como modestas, se enfrentan en muchos casos a una diversa problemática, parte de la cual se aborda en el presente trabajo, así como en las visitas a plantaciones.

 

1.2. CONCEPTO DE MADERA DE CALIDAD

El concepto de madera de calidad cambia en función al destino a que esta somete. Entre los múltiples destinos que se asignan a la madera (pasta para papel, aglomerado, pallets, aserrío, etc), la industria del mueble y la ebanistería absorbe la de mejores cualidades estéticas y tecnológicas. La madera de calidad es aquella cuyo destino es la producción de la chapa o el 

tablón que se utilizarán para la producción de muebles, parquet, tarima, escultura o instrumentos musicales. 
De ahí que el objetivo de las plantaciones de especies productoras de madera de calidad es la obtención de fustes aptos para su uso como madera de sierra o chapa, destinos que nos proporcionarán un mayor rendimiento financiero a nuestra plantación. 
Los requerimientos de estas industrias se resumen en la siguiente figura. Hay que destacar que la industria de la chapa es más exigente tanto en lo referente a diámetros como a defectos (nudos, fendas, acebolladuras, picaduras, coloraciones, pudriciones…) que deben ser prácticamente nulos.. Para el aserrío se admite la existencia de nudos (pocos), fendas escasas y 
variaciones en la coloración. No se admite tampoco la presencia de acebolladuras, picaduras y pudriciones.

 

1.3. INTERÉS ECONÓMICO Y ECOLÓGICO

En cuanto a las motivaciones para emplear estas especies caben destacar las siguientes: 

Motivaciones Económicas:

- Demanda creciente de la madera y alto valor de la misma. Actualmente se está recurriendo a importaciones.

- Búsqueda de una alternativa económica. Contribuyen a diversificar la producción de una explotación agrícola y realizar una inversión rentable a medio o largo plazo.

- Posibilidad de acceder a subvenciones (Forestación de Tierras Agrícolas, Gestión Forestal Sostenible en Montes en Régimen Privado, cumplimiento con los requisitos de ecocondicionalidad dentro de las ayudas agrarias).

- Agroselvicultura. Posibilidad de plantar simultáneamente estas especies con cultivos agrícolas durante los primeros años de la plantación, utilizando espaciamientos amplios.

 

Motivaciones Ambientales:

 

- Mejora de biodiversidad (empleo de especies diferentes a las habituales) y paisajística (creación de discontinuidades en el mosaico agrícola, coloraciones estacionales…).

- Producción de recursos renovables de modo sostenible, evitando el empleo de maderas cuyo aprovechamiento no se rige con criterios de sostenibilidad.

- Contribuye, como cualquier paso de uso forestal a agrícola, a una serie de ganancias ecológicas, como fijar carbono y luchar contra el efecto invernadero, protección a la fauna, mejora de la calidad de suelo, contribución a la regulación del ciclo hídrico…

 

1.4. TIPOS DE PLANTACIONES

Las posibilidades de empleo de las frondosas productoras de madera de calidad son múltiples, siendo de gran interés en las siguientes situaciones: 

. Plantaciones puras: Constituidas por una única especie, generalmente con un espaciamiento no definitivo. 
. Plantaciones mixtas: Consiste en plantar varias especies maderables en la misma finca. La distribución puede ser pie a pie, por filas o plantadas por bosquetes. Es recomendable limitar las dos primeras opciones a los terrenos de mejor calidad y a los propietarios con mayor dedicación a la gestión, ya que el seguimiento de las masas mezcladas íntimamente es más complicado. La plantación por bosquetes permite aprovechar al máximo la potencialidad de una parcela, usando en zonas más secas o con encharcamiento una especie distinta a la principal (aliso, serbal, abedul). Otra ventaja es que las masas con varias especies son menos proclives a la proliferación de enfermedades y plagas. 
. Plantaciones con acompañamiento: Para evitar los inconvenientes del crecimiento libre en terrenos muy expuestos cuando se emplea un marco amplio, se puede programar el acompañamiento con un sotobosque. Éste tiene el papel de proteger al árbol del efecto desecante del sol y el viento, favorecer el crecimiento en altura, la disminución del grosor de las ramas y eliminar la competencia herbácea. Estas especies de arbustos acompañarían a la masa los primeros años sin llegar nunca a dominarla. En terrenos agrícolas es complicado crear un sotobosque simultáneamente a la plantación de los árboles, pero es adecuado que 
en terrenos donde ya existe esta cubierta (prados y huertos abandonados, fincas en terrenos forestales, etc), plantando en huecos abiertos entre la vegetación existente. 
. Agroselvicultura: Combinación en la misma propiedad de una plantación a marco amplio con un uso agrícola. Así durante los primeros años de la plantación se puede continuar con un aprovechamiento de productos agrícolas o pastos. 
. Revalorización de pequeñas superficies, linderos, huertos abandonados: Un número escaso de pies con fustes bien conformados pueden alcanzar un valor que compense el gasto de corta, saca y transporte, situación que no sucede con otros árboles con maderas menos valiosas. 
. Ecocondicionalidad: Entre los requisitos que se exigen actualmente para recibir ayudas agrícolas figura plantar o mantener protegido al menos un árbol al año por cada 5 hectáreas (Orden AyG 1039/2007). En este sentido las frondosas productoras de madera de calidad son una interesante opción, tanto por su adaptación a las condiciones de vivir aisladas dado su temperamento heliófilo como por poder constituir en el futuro un ingreso para el agricultor.

Últimas noticias

Plantëmonos contra el fuego

Publicada: 13/03/2018Leer más

Forestalia comienzo

Publicada: 11/03/2018Leer más
CONTACTO

ASFOLE, Asociación Forestal de León
C/ Sancho El Gordo 1

24009 Leon, España
987 212 790

CONTACTAR